La tecnología de los negocios y los negocios de la tecnología
person
Ricardo Zermeño González

A finales de los años ochenta el estadounidense Robert Solow, quien recibiera el Premio Nobel de Economía en 1987, afirmó que el nivel de la productividad no había experimentado un incremento importante en años recientes, a pesar de que el número de computadoras y su uso era cada vez mayor. “Usted puede ver la era de la computación en cualquier parte, pero no en las estadísticas de productividad”. Este comentario generó mucha discusión y comenzó a darse a conocer como la “paradoja de la productividad”.  A partir de entonces, se han realizado muchos estudios para probar la relación entre la productividad y la inversión en tecnologías de información y comunicaciones (TIC). Los resultados arrojados muestran que a mayor inversión en TIC se derivan avances importantes en la productividad, no sólo en el sector empresarial, sino también a nivel macroeconómico. Sin embargo, este avance sólo es visible cuando el uso de la tecnología es reforzado con la adopción de un conjunto de prácticas gerenciales que contribuyen a la transformación de las organizaciones. Como hemos señalado en boletines anteriores, la tecnología es necesaria, pero no suficiente: se requiere una verdadera transformación de las organizaciones apuntalada por las innovaciones digitales.

Por Ricardo Zermeño González

Nuestra tarea de transformación empieza por explorar el entorno nacional e internacional en que vivimos y lo que nos depara el futuro. El McKinsey Global Institute (MGI) en su libro "No Ordinary Disruption" reconoce cuatro fuerzas que están cambiando al mundo y trastocan los fundamentos ideológicos con que solemos tomar nuestras decisiones; todas estas fuerzas ocasionan la ruptura de tendencias conocidas.

Por Ricardo Zermeño González

La volatilidad de nuestro entorno y la disrupción de los negocios tradicionales por negocios digitales están provocando una transformación de las organizaciones. Esta transformación digital implica cambios en todo nuestro modelo de negocio o sus partes, necesarios para aprovechar oportunidades y enfrentar las amenazas de un mundo regido por negocios mucho más ágiles y ligeros que los tradicionales. Estos cambios los exigen nuestros clientes, inversionistas y asociados, cada día más conectados, y la competencia de nuevos jugadores totalmente digitales (los llamados nativos digitales) que amenazan la supervivencia de empresas establecidas.

Por Ricardo Zermeño González
Ir a sitio web
Suscribete ahora

Suscribete

Suscríbete ahora y comienza a recibir información, noticias y más relacionadas a la Transformación Digital en Latinoamérica.

  • {{ error }}